Ave símbolo del congreso: el jacamin

Los jacamins (Psophia spp.) pertenecen a la única familia de aves (Psophiidae) estrictamente endémica de la Amazonia. Ocurren por toda la región en florestas de tierra firme intactas, donde son muy sensibles a las perturbaciones del hábitat. En su distribución y diversidad, ejemplifican el patrón clásico amazónico de especies co-genéricas y ecológicamente similares que se substituyen en lados opuestos de los grandes ríos. Por lo tanto solo ocurre

jacamim-grande

una de las ocho especies de jacamin en cualquier lugar de la Amazonia, y cada grande interfluvio posee su propia especie endémica. Aquí en Manaos, ocurren tres especies a pocos kilómetros entre sí: una al este del Rio Negro (P. crepitans), una al oeste (P. ochroptera) y otra (P. leucoptera) luego del otro lado del Rio Solimões; una cuarta especie (P. viridis) puede ser encontrada no muy lejos rio abajo, al este del Rio Madeira.

Además de ejemplificar los patrones biogeográficos por los cuales las aves amazónicas ya se hicieron famosas y que tal vez, sean mas fácilmente observados en Manaos, los jacamins también son muy procurados por observadores de aves y son localmente reconocidos por su comportamiento. En folclore el jacamin es admirado por su bravura en atacar cobras y por ser uno de los pocos predadores de tortugas terrestres. Sin embargo, los jacamins son muy dóciles en cautiverio y en las zonas rurales son criados juntos con las gallinas, ya que protegen al bando contra ataques de predadores. El hábito de adoptar y proteger a otros animales llevó al sobrenombre de “padre-jacamin” para quien adopta y cría hijos de otros padres. Los Jacamins son aves sociables y juguetonas, características que esperamos captar para el espíritu de este congreso conjunto.